Saltar al contenido

¿La programación y la robótica obligatorias en las aulas?

Primero debemos empezar sabiendo a qué nos referimos cuando hablamos de programación en el ámbito industrial o informático: es la creación de programas o aplicaciones, mediante un código fuente, que se basa en un conjunto de instrucciones que realizan una tarea o acción.

En la era digital en la que vivimos, con el auge de la robótica, la inteligencia artificial y que prácticamente todos tenemos a nuestro alcance un ordenador de mano (smartphone) más potente que los PC’s de no hace tanto tiempo, la programación se convierte en una materia esencial para todo aquel que quiera dedicar su vida al desarrollo de nuevas tecnologías. Y no solo a las nuevas tecnologías, los programas informáticos se encuentran en cada rincón de nuestro día a día: smartTV, bancos, comercios, incluso hay app para pedir un taxi.

Alumnas aprendiendo a programas con la Raspberry Pi y Scratch.

¿Por qué debería ser obligatoria?

Obviamente no todos los niños y niñas de la sociedad aspiran a ser desarrolladores informáticos, pero el hecho de que tengan una asignatura obligatoria directamente ligada a este campo, permitirá que algunos de ellos encuentren una vocación, hobby o pasión que no hubiera imaginado nunca, independientemente de todo lo que aporta al desarrolló de las mentes de los más jóvenes, mejorando su capacidad creativa, resolución de problemas y utilización práctica de otras materias. Muchos centros privados ponen su granito de arena dentro de las asignaturas de tecnología, pero falta dar un gran paso adelante en la educación pública.

¿Cómo implementar la programación en las aulas?

Empezando por realizarse de una forma práctica, llamativa y entretenida para ellos, por eso la robótica esta tan en auge hoy en día, porque es la forma ideal de comenzar a ver temas como la electricidad, electrónica, física, matemática aplicadas y la programación realizando proyectos conjuntos y no aburridos deberes.

En definitiva, pensamos que la programación debería ser una asignatura obligatoria dentro de las aulas, igual que lo va a empezar a ser en Japón, donde a partir del 2020 será obligatoria dentro de la educación primaria. Siempre que sea impartido de una forma práctica y llamativa para el alumnos, porque sabemos por experiencia propia que no es una materia sencilla, pero que al final, a todos nuestros alumnos les acaba encantando.

Pero mientras no se lleve a cabo en centros públicos nosotros seguiremos llevando estos conocimientos a todos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: